23
Abr
08

Arquitectura: WDCH: Un atrio para el edificio, una sala de estar para la ciudad [Frank O. Gehry].

Aunque fue comparado con las formas metálicas y curvas del Guggenheim de Bilbao, el diseño del WDCH es anterior.

Proyectado por el mundialmente reconocido arquitecto Frank Gehry, el Walt Disney Concert Hall [WDCH] exhibe un ondulado exterior de acero que se asemeja a una embarcación con las velas henchidas. El WDCH es una síntesis de diseño arquitectónico y acústico.

Fuente

http://noticias.arq.com.mx/Detalles/9826.html

Gerardo Gilberto Anguiano Meléndez

La historia comienza en el año ’87, cuando Lillian Disney dona a la ciudad los U$S 50 millones iniciales destinados a la concreción del Walt Disney Concert Hall. En el ’88 Frank Gehry es elegido como proyectista y recién en el ’91 da a conocer los detalles del proyecto. Luego de varias idas y venidas debidas a alzas en los costos previstos, cambios en la normativa de la ciudad, falta de fondos, cambios en los materiales y demás, en el 2003 Frank Gehry puede ver concretada su obra. Y aunque fue comparado con las formas metálicas y curvas del Guggenheim de Bilbao, el diseño del WDCH es anterior.

El Walt Disney Concert Hall exhibe un ondulado exterior de acero que se asemeja a una embarcación con las velas henchidas.

El Music Center [Centro de la Música] es uno de los centros de artes más importantes de EEUU. Ubicado en el centro de la ciudad de Los Angeles, agrupa al Dorothy Chandler Pavilion [en donde se realizan las entregas de los premios Oscar], el Ahmanson Theatre, el Mark Taper Forum y el nuevo WDCH. Se calcula que cada año 1’300,000 personas lo visitan y asisten a las funciones. El Music Center de Los Angeles inauguró esta nueva sala en octubre de 2003, diseñada por el arquitecto canadiense Frank Gehry. Ubicada a un lado del Dorothy Chandler Pavilion, entre las calles First Street y Grand Avenue, en un estratégico punto del centro de la ciudad. Una gran parte del terreno está destinada como parque público de carácter urbano, accesible desde el edificio y las calles adayacentes. El acceso principal, ubicado en la esquina conformada por las calles antes mencionadas, se conecta con las instalaciones existentes del Music Center. Un acceso secundario, ubicado en la esquina conformada por las calles Second Street y Grand Avenue, proporciona un acceso directo hacia los jardines.

El punto central del WDCH diseñado por Frank Gehry es el auditorio de 2,265 asientos, proyectado para cumplir con los más complejos parámetros acústicos.

A diferencia de la mayoría de las salas de conciertos, el vestíbulo del Walt Disney Concert Hall es accesible desde la calle y permanece abierto durante el día. Unos amplios paneles vidriados operables proveen de máxima accesibilidad a los diversos espacios y comodidades, tales como la tienda de regalos, el restaurante y café, el estacionamiento para 2188 autos de siete niveles ubicado en el subsuelo y una sala multiuso para funciones que podrá ser utilizada para lecturas interpretadas, programas educativos y otras actividades improvisadas o programadas a lo largo del día. El punto central del WDCH diseñado por Frank Gehry es el auditorio de 2,265 asientos, proyectado para cumplir con los más complejos parámetros acústicos. Cada método y tecnología disponibles en la materia formaron parte del proceso de diseño, a cargo de Yasuhisa Toyota de Nagata Acoustics, quien trabajó junto a Gehry para lograr la más lograda calidad acústica y un estrecho acercamiento a la música. El público se ubica alrededor de la orquesta. La distribución interna del auditorio fue descripta como una embarcación hecha de madera anclada en una caja de material. Gehry comparó la configuración de la sala con la idea de una barca ceremonial en la cual la orquesta y la audiencia realizan un viaje a través de la música. Un órgano, diseñado en relación con el interior, ocupa la posición central entre los bloques de asientos ubicados en la parte posterior del escenario. Unas lucarnas y una amplia ventana ubicadas en el lado posterior de la sala brindan luz natural a los conciertos realizados durante el día, y representan la inspiración de Lillian Disney, quien donó los u$s 50 millones iniciales para construir el edificio en memoria de su marido.

Las curvas semejantes a velas de un barco del cielorraso y la disposición de los muros interiores mejoran la acústica diseminando el sonido y produciendo más reflexiones.

El exterior del complejo está revestido con paneles de acero inoxidable. La orientación del edificio, combinada con las curvas y pliegues de las paredes exteriores, ofrece una composición sumamente escultural para los visitantes que se acercan desde la Grand Avenue a través de los jardines y plazas circundantes. El teatro Roy y Edna Disney, es una sala multiuso con capacidad para 266 personas destinada al CalArts [Instituto de Artes de California] y sus programas de arte. Se ubica en el basamento del edificio, con acceso directo desde la calle. Esto, junto con el vestíbulo, la galería de arte y el café, le proporciona una destacada presencia al CalArts en el centro de Los Angeles. El estacionamiento para autos constituyen los cimientos del edificio. El público que arriba al complejo en auto, accede al vestíbulo desde los subsuelos a través de escaleras mecánicas. Concepto del diseño arquitectónico. Proyectado por el mundialmente reconocido arquitecto Frank Gehry, el Walt Disney Concert Hall exhibe un ondulado exterior de acero que se asemeja a una embarcación con las velas henchidas. La pieza central, el auditorio para 2,265 personas provisto de luz natural y una disposición de asientos alrededor de la orquesta, fue diseñado para parecerse y sentirse como el casco de un barco. El cielorraso curvo de madera evoca las velas ondulantes de un barco. Materiales utilizados en su construcción. La impresionante superficie exterior curvada del Walt Disney Concert Hall está revestida por 12,500 piezas individuales de acero, placas que varían desde 13 pulgadas hasta los 110 pies de largo y están unidas por fuera. No hay dos piezas iguales, y colocadas una detrás de la otra, alcanzarían una longitud de casi 80 km. En contraposición con el exterior metálico, el auditorio y algunos de los espacios para funciones más pequeños, están recubiertos con cálida madera de abeto en pisos, paredes y cielorrasos, la misma madera que suele usarse en el dorso de violoncelos y violas. El alfombrado y tapicería de los pasillos y butacas fue diseñado por Gehry, utilizando un motivo floral que manifiesta el afecto de Lillian Disney por los parques y la jardinería. Acústica. Gehry trabajó en conjunto con Yasuhisa Toyota de Nagata Acoustics [Tokio, Japón], experto en la materia, para perfeccionar la acústica del auditorio y el funcionamiento del órgano de 10,000 tubos. Las curvas semejantes a velas de un barco del cielorraso y la disposición de los muros interiores mejoran la acústica diseminando el sonido y produciendo más reflexiones, añadiendo calidez y resonancia.

El público se ubica alrededor de la orquesta. La distribución interna del auditorio fue descripta como una embarcación hecha de madera anclada en una caja de material.

Se realizaron rigurosas pruebas, que incluyeron un modelo a escala 1:10, para determinar la forma final de los muros y el cielorraso y ajustar la reverberación de la sala con materiales absorbentes. Para empezar, las pruebas fueron realizadas ópticamente usando un laser para trazar el patrón resultante de la reflexión del sonido, desde el cielorraso y los muros sobre el area de butacas. Luego, impulsos sonoros [diez veces sobre la frecuencia normal], fueron usados para verificar la forma final de muros y cielorraso y ajustar la reverberación de la sala mediante la colocación de materiales absorbentes. El WDCH es una síntesis de diseño arquitectónico y acústico. Los diseñadores llegan al proceso de diseño con objetivos muy específicos, pero sin preconceptos en cuanto a la forma que tendría la sala. Gehry estaba interesado en concebir una sala con una forma escultórica evocativa de la música, logrando una conexión íntima entre la orquesta y la audiencia. Toyota buscó un espacio que pudiera crear un sonido cálido, de excepcional claridad. La familia Disney insistió en que debía ser acústicamente igual o superior a las mejores salas de conciertos del mundo. Miembros del comité del WDCH y la filarmónica de Los Angeles visitaron salas de conciertos alrededor del mundo y seleccionaron a las salas de Berlín, Amsterdam y Boston como aquellas que cumplían con los estándares acústicos que buscaban. La filarmónica, que había actuado en el Suntory Hall, diseñado por Nagata Acoustics, en Tokio en varias oportunidades, apreció la acústica y la intimidad creada por la particular ubicación del escenario, con audiencia en todos sus lados. Esta situación, de escenario rodeado, es muy similar a la disposición de la Berlin Philharmonic Hall. La orquesta decidió, desde el comienzo del proceso de diseño, que querían una sala con estas caracterísiticas tipológicas, en lugar de la típica y tradicional forma de sala que presenta la Symphony Hall de Boston, más angosta y parecida a una -caja de zapatos-. El diseño del edificio comenzó con el diseño de la sala de conciertos en sí misma. Gehry propuso una forma, confeccionando un pequeño modelo a escala, y Toyota evaluó y criticó las caracterísiticas acústicas de esa forma. Luego, le realizó algunas sugerencias para considerar en el próximo modelo. En total, fueron realizados más de 50 de estos pequeños modelos a escala antes de finalizar el concepto. Mientras Toyota prefería una forma más simétrica y regular, Gehry propuso una forma escultórica y curvada. El concepto de diseño creó una síntesis entre las dos ideas, integrando la pomposa distribución de la sala dentro de una caja regular. Como el uso de madera o yeso produciría el mismo efecto acústico, se eligió la madera por su conexión visual con los instrumentos musicales y evocar la metáfora de la embarcación. El WDCH, incluye además dos anfiteatros. Uno de 300 butacas para espectáculos infantiles y otro más pequeño con capacidad para 120 espectadores. El edificio distribuye todo el programa en cuatro plantas. A nivel del terreno se ubica un espacio de 3,000 m2 destinado a exposiciones, junto con un restaurante y áreas de servicios. En el lado norte del nivel de accesos y conformando un volumen que sobresale del conjunto, se ubica el Founders Room, un espacio con sala de estar y cafetería destinado a los patrocinadores del proyecto y otras personalidades importantes. Detrás y rodeando la caja que conforma el auditorio se ubican las áreas de apoyo y camarines. Hacia el lado sur, en un volumen prismático alargado, se ubican las oficinas

Anuncios

0 Responses to “Arquitectura: WDCH: Un atrio para el edificio, una sala de estar para la ciudad [Frank O. Gehry].”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: